Realización de dietas personalizadas

 Nuestra dietista realiza un estudio de los hábitos del cliente y una medición de bioimpedancia.

                           

Este estudio establece la mejor forma de cuantificar los componentes de nuestro cuerpo, diferenciando lo que es masa grasa (tejido adiposo) de la masa no magra o no grasa (músculos, huesos, órganos) y de el agua corporal total. La bioimpedancia es la forma más responsable y efectiva de controlar nuestro peso, porque evalúa la cantidad de grasa que realmente pierde el paciente. Realizandolo en cada consulta.

      

Una vez realizado el estudio, la dietista realiza un informe que conteniene los siguientes resultados:

 

  • Peso actual y el peso objetivo

  • Índice de Masa Corporal (IMC) actual e IMC objetivo (para el diagnóstico del grado de obesidad)

  • Porcentaje y peso de la grasa del paciente. (Indicador más importante)

  • Peso de la masa magra (músculos, huesos y órganos)

  • Cálculo de las calorías del metabolismo basal del paciente.

  • Porcentaje y peso total del agua presente en el cuerpo.

  • Requerimientos hídricos del paciente. (Cuánta agua debe tomar)

  • Necesidades energéticas del paciente (calorías que necesita consumir para perder peso)

  • Tiempo y duración de actividad física diaria para llegar al peso objetivo, si fuese necesario.